¿Cuál es el origen del yoga? Te lo contamos todo

El Yoga es una disciplina física practicada por millones de personas, de todas las edades y sexo, en todo el mundo. Aunque todos coinciden en que su origen se encuentra en antiguas escrituras de la India, mucho desconocen cómo ha evolucionado, adaptándose a nuestros tiempos y necesidades, hasta convertirse en lo que hoy conocemos. Te contamos los detalles de su origen y como se popularizó en el mundo occidental.

Yoga: el origen

Investigadores e historiadores han tratado de establecer con certeza el origen del Yoga. Muchos de ellos coinciden en que la enseñanza fue transmitida por los grandes sabios, mientras se encontraban en estados de meditación profunda.

Algunos autores coinciden en asignarle una antigüedad de más de 5.000 años, debido a sellos de piedra dejados por las civilizaciones que poblaron el Valle del Indo, región de Pakistán y el noroeste de la india. Estas reliquias arqueológicas mostraban figuras en posición de yoga o meditación. Sus conceptos se encuentra en los libros de las antiguas filosofías, pero muchos de su preceptos se han transmitido de boca a boca, por lo que no ha sido fácil establecer una cronología cierta sobre su evolución.

En lo que coinciden todos es que el Yoga nació y evolucionó como una disciplina para la vida, que permite conservar la salud física, mental y espiritual. Su práctica ayuda a dar sentido a nuestras emociones, pensamientos y necesidades para alcanzar el equilibrio emocional, la felicidad y paz interior mediante la unidad de cuerpo, mente y espíritu.
La meditación, las respiraciones, visualización, abstinencia, prohibiciones y posturas forman parte el conocimiento que fundamenta la fortaleza de la técnica.

Yoga: hoy

Si bien es cierto que no hay certeza sobre el origen del Yoga, tampoco lo hay respecto a su evolución hacia las distintas formas conocidas de la disciplina. Todo este conocimiento se ha reunido en un texto único llamado Yoga sūtra.

El mundo occidental se mantuvo ajeno a la existencia de esta práctica milenaria hasta después de la colonización de la India por Gran Bretaña, a principios del siglo XIX, pero no fue sino hasta finales de este siglo que alcanzó niveles de popularidad mundial gracias al trabajo de Vivekananda, Iyengar, Mahesh y muchos otros maestros que contribuyeron a su difusión en el mundo.