Cómo es y qué esperar de una clase de yoga

¿Que es el Yoga?

El Yoga es una práctica ancestral emanada de una doctrina filosófica, la cual sirve para lograr el máximo dominio físico y mental. En esta práctica se emplean entrenamientos de respiración y meditación, así como posturas físicas para incrementar la salud en general.

En la actualidad en América y Europa la mayoría de la gente que practica Yoga lo hacen para eliminar el estrés y para ejercitar y mantenerse físicamente.

Cómo es y qué esperar de una clase de Yoga

En el Yoga se practican diferentes posturas, a las que se añaden Mantras, algunos ejercicios de respiración y relajamiento. Cada escuela tradicional de Yoga tiene su propio estilo y sistema propio, pero todas deben estar basadas en la tradición Yóguica, la cual ha avanzado en gran medida con extensa diversidad de prácticas.

No se requiere que sepamos las costumbres del Yoga para conocer su energía y espíritu, sólo es necesario relajación, intuición, y seguir las instrucciones. Debemos tener en cuenta que los principios en el Yoga son el ejercicio de meditación, el pensamiento positivo, la aprobación de nuestro cuerpo y nuestras capacidades.

Para que iniciemos el aprendizaje con cimientos sólidos y bien orientados es recomendable que llevemos una clase introductoria, con un profesor capacitado y calificado. Sugerencia: “experiencia de yoga en India

El comienzo de una clase de Yoga

Cada estudiante de Yoga inicia su labor interna con una posición de meditación, la primordial es con las piernas cruzadas y las palmas hacia arriba y sobre las rodillas, o también con los dedos pulgar e índice unidos en chin (mudra), o acostados en un estado de relajación. No se requiere dominar la posición de loto para iniciar en la meditación, solo es necesario una posición cómoda, columna recta, concentración en nuestra respiración o también en el Om, cerrar los ojos y alejar los pensamientos.

En la mayoría de las escuelas clásicas, inician su clase con ejercicios de respiración (pranayama) y relajación, esto es para calmar muestra mente y cuerpo, animarnos y llenarnos de energía. Si quieres beneficiarte aún más, puedes practicar previamente la respiración yóguica.